ralph lauren moccasins Ponte en sus botas

polo ralph lauren classic Ponte en sus botas

ESPECIAL INFANCIA 2016Día Internacional del NioPonte en sus botasUn entrenador de fútbol quiere que ningún nio se quede sin poder jugar. J. YAÑEZTwitterFacebookEnviarCompartido Comentar noticia

Una iniciativa en Huelva lucha contra la desigualdad para que todos los nios y nias de la ciudad puedan jugar a fútbol21/11/2016 10:26Cada ao aumenta el número de nios en Espaa que se encuentran en riesgo de pobreza. En concreto, en nuestro país eran ya uno de cada tres los que se enfrentaban a esta realidad en 2015, según los datos que publicó este miércoles la agencia comunitaria de estadística Eurostat. Los datos avalan que son cada vez más las familias en esta desoladora situación, lo que no reflejan es que, frente a la falta de políticas de protección social y los recortes, los hay que deciden arrimar el hombro para combatir las cifras.

Manuel Bazán tiene claro su propósito: que ningún nio o nia en Huelva se quede sin poder practicar el deporte rey de este país porque no puede comprarse unas botas. Este onubense quiere que cualquier joven en la Tierra Llana pueda salir radiante el próximo partido al campo y que, al menos durante los dos tiempos que dura el encuentro, tenga la posibilidad de sentirse como Messi o Cristiano Ronaldo en la final de la Champions: “No hay nada más gratificante que cuando a un nio se le ilumina la cara cuando entregas unas botas nuevas”, relata.

El origen de la idea no fue suya, admite este entrenador de fútbol, que explica a este diario que fue su hijo el nexo de unión entre este propósito y la iniciativa. Su hijo conocía a un nio que necesitaba unas botas para poder jugar, pero la familia del pequeo no podía permitirse adquirir unas. El hijo de Manuel unió cabos: él disponía de unas que no utilizaba ya y que se encontraban en buen estado, así que decidió hacer de intermediario y, finalmente, el pequeo pudo jugar. Esta fue la semilla que hizo que la iniciativa germinara.

Este entrenador de fútbol sostiene que si los nios comparten vestuarios, material de entrenamiento, botellas de agua, goles, victorias, derrotas, “lo comparten todo en el deporte” y por qué no van a hacerlo con sus botas también. De esta manera, como si de un cuarto rey mago onubense se tratase, Manuel lanzó la campaa compartebotas en la ciudad andaluza. Este padre pensó que si había podido llevar a cabo esta acción con su hijo de manera particular y desinteresada, también podrían hacerlo muchas otras personas en la ciudad andaluza. “Deshacerse de algo necesario puede parecer más complicado y siempre es más fácil entregar algo que ya no necesitas”.

Pero Manuel es consciente del pudor que pueden sentir muchos padres para admitir que se encuentran en una situación económica que no es la ideal, por eso todo en este proceso es anónimo. Con ello, intentan que cada vez sean más los padres que se acerquen a cualquiera de los siete puntos en los que se recolectan estas botas en la ciudad de Huelva para que cualquier nio o nia pueda jugar a fútbol independientemente de la situación económica en la que se encuentre su familia.

Consciente de este comprensible pudor, este onubense anima también a todo el que quiera actuar de intermediario como hizo él la primera vez que compartió las botas de su hijo y que cualquier persona que sepa de esta necesidad ayude a estos nios que pueden estar privados de jugar como cualquier otro nio.

Con cario, de Huelva para MaliA Manuel se le amontonan las botas y su mujer bromea con él. No puede evitar preguntarle “qué vas a hacer con tantas”. l es consciente de que comenzó esta iniciativa para ayudar a los nios de su ciudad. Sin embargo, hace pocos meses una asociación contactó de forma inesperada con este padre para preguntarle si también querría compartir las botas con frica. Manuel no supo decir que no y envió una batida de cuarenta pares de botas a la asociación.

Aunque la iniciativa comenzó como algo local, la solidaridad de Manuel y de los nios onubenses que han decidido compartir sus botas ha llegado a lo global, en concreto lo ha hecho hasta Mali. “Da igual si es aquí o en frica, aunque no tenemos forma de enviar botas de manera independiente, si alguien solicita una batida, nosotros ayudamos y las compartimos”, cuenta Manuel.

Hace poco, otra ONG volvió a contactar con Manuel con motivo de su iniciativa y pronto, estas botas fruto de la solidaridad andaluza llegarán también al Sáhara para que pequeos Messi puedan calzar sus pies allí. Todavía no hay fecha de entrega, y quién sabe dónde llegarán estas botas la próxima vez.
ralph lauren moccasins Ponte en sus botas