ralph lauren car collection aprende de sus mayores

pantalones polo ralph lauren mujer aprende de sus mayores

Por fuera los cambios son tan sutiles que cuesta apreciarlos. Ligeros retoques en los paragolpes, unas tomas de aire algo más grandes o las nuevas llantas y colores son algunas de las pinceladas que encontramos en el exterior, donde más adelante se dispondrá también de unos faros completamente de LED como opción.

En el habitáculo tampoco se puede hablar de revolución, aunque es cierto que la consola central tiene un diseo completamente distinto para albergar, entre otras cosas, la pantalla del nuevo sistema de información y entretenimiento. Además, el cuadro de instrumento también se acerca más al del Golf e incluso los volantes están tomados de este modelo.

Dentro del Sistema Modular de Infoentretenimiento (MIB) hay diversos tipos de pantalla táctil con sensor de proximidad, todas ellas en color y la más grande de 6,5 pulgadas, desde la que se controlan el equipo de sonido, la navegación, el teléfono y la conexión con otros dispositivos externos. El mencionado sensor de proximidad hace que cuando acercamos la mano se despliegue un menú para permitirnos acceder a todas las funciones y, una vez que la retiramos, se ve sólo la imagen principal del apartado elegido.

Un espejo del móvil

Pero la gran novedad del nuevo Polo en cuanto a conectividad está en la función MirrorLink, gracias a la cual la pantalla del coche se convierte en un espejo de la de nuestro teléfono inteligente, integrando en ella todas las aplicaciones y datos que tengamos almacenados. Es decir, podremos usarla igual que la del teléfono, siempre que no suponga una distracción mientras estamos conduciendo. Esta opción la ha desarrollado Volkswagen pensando en el público más joven y poco a poco irá ofreciendo aplicaciones específicas que utilicen los datos del vehículo.

Por lo que respecta al apartado técnico, dejando al margen los motores de los que hablaremos más adelante, el nuevo Polo sí que representa un gran avance respecto al anterior, pues se aaden muchos elementos de confort, seguridad y asistencia al conductor, algunos de los cuales se emplean por primera vez en un coche de este segmento. Es el caso del sistema de frenada de emergencia en ciudad: el coche es capaz de controlar el entorno, detectar obstáculos con riesgo de colisión inminente y, después de un aviso luminoso y acústico, si el conductor no responde puede llegar a detener el vehículo de forma automática, evitando colisiones por debajo de los 30 km/h, algo que es bastante frecuente en el tráfico urbano.

Pero hay un sinfín de aportaciones más, como el asistente de aparcamiento, la cámara de visión trasera, el sistema de detección de fatiga, el control de crucero adaptativo, para mantener la distancia constante con el coche que nos precede, o el freno anticolisiones múltiples, que después de un golpe detiene automáticamente el coche para evitar las clásicas colisiones en cadena, siempre y cuando el conductor no acelere por su cuenta.

También es clave en la seguridad activa del modelo la gran cantidad de funciones asociadas al control de estabilidad,
ralph lauren car collection aprende de sus mayores
como el ABS, el sistema antipatinamiento (ASR), el diferencial electrónico (EDS), el control de par que va a cada rueda para ayudar a trazar la curva (XDS +), el asistente de arranque en pendiente y el control de presión de neumáticos. El sistema start stop y el de recuperación de energía en la frenada son de serie para cualquier mecánica, algo que sin duda contribuye en esas reducciones de consumos y emisiones, que en determinados casos pueden llegar al 21% respecto al propulsor anterior equivalente, sin que la potencia y el rendimiento se hayan visto afectados.

En los motores de gasolina tenemos, por un lado, dos de tres cilindros y 1.000 centímetros cúbicos, asociados en ambos casos a una caja de cambios manual de cinco marchas, que se ofrecen con potencias de 60 y 75 caballos, y tienen unos consumos respectivos de 4,7 y 4,8 litros a los 100 kilómetros. Por otro lado están las mecánicas TSI de 1.2 litros, cuatro cilindros, inyección directa y turbocompresor, para las que también se pueden elegir dos tipos de potencia, 90 o 110 caballos. En los dos la transmisión es manual, de cinco velocidades para el primero y de seis para el segundo, con la posibilidad de montar también un cambio DSG de doble embrague y siete marchas en cualquiera de ellos. Y lo increíble es que sus consumos son prácticamente idénticos al de los más pequeos.

Para los dos diésel se ha recurrido a motores de tres cilindros y 1.4 litros, con un sonido peculiar, pero bastante bien equilibrados en cuanto a ruido y vibraciones. La versión de 75 caballos apenas consume de media 3,1 litros a los 100 kilómetros, mientras que la de 90 se queda en los 3,4 l/100 km. Poco después del lanzamiento llegará una tercera variante que incrementa la potencia hasta los 105 caballos.

Por el momento se van a comercializar tres líneas de equipamiento, Edition, Advance y Sport, que se irán completando a lo largo del ao. Por ejemplo, habrá una versión BlueGT con motor de gasolina de cuatro cilindros, 1.4 litros y 150 CV, que incorporará el sistema de dexconexión de cilindros para mejorar el consumo. Y para el otoo se espera la llegada del Polo GTi, con un motor ligeramente más potente que el de su antecesor, al pasar de 180 a 192 caballos.

Los precios de los nuevos Volkswagen Polo no van a experimentar ninguna subida, a pesar de las mejoras introducidas en el apartado de los motores y, sobre todo,
ralph lauren car collection aprende de sus mayores
en equipamiento y sistemas de seguridad. Incluso se ha creado una versión de acceso más barata que costará 12.980 euros.