jersey ralph lauren El punto G masculino

ralph lauren zapatos hombre El punto G masculino

Mucho se ha hablado del polémico punto G femenino, si es sólo un mito, si existe realmente en algunas mujeres y en otras no.

Pero lo que no es un mito sino una realidad contundente es el punto G masculino.

No es ni más ni menos que la próstata. La próstata es un órgano glandular, de tamao similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.

Habrán oído muchas veces que cuando el proctólogo realiza un examen rectal y palpa la próstata con el dedo se producen eyaculaciones espontáneas. Este hecho a veces no contado, ya que a los hombres les produce mucha verguenza, es absolutamente normal. Eso es un acto médico, pero es una estimulación directa del punto G masculino.

Dónde se encuentra el punto G masculino?

El punto G de los hombres se encuentra en el interior del recto, a unos 5 cm del ano y en la pared que da hacia el frente, hacia la vejiga.

No todos los hombres se pueden mostrar dispuestos a probar la estimulación del punto G masculino en forma interna, ya sea por tabúes o prejuicios que pongan en duda su masculinidad.

Pero hay una forma de estimular el punto G masculino externamente, es presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos.

Existen aquí también gran cantidad de terminaciones nerviosas que hacen a esta zona absolutamente sensible y muy erógena.

Por lo tanto el punto G masculino no es un mito ya sabemos cual es, donde encontrarlo y como estimularlo.

Qué produce la estimulación del punto G en los hombres?

Una mayor excitación, orgasmos más intensos y una eyaculación más potente.

Las zonas erógenas son aquellas partes del cuerpo que al tacto reaccionan con una intensa excitación sexual, por ello son conocidas como zonas de excitación o puntos de excitación.

Podemos decir que las zonas erógenas del hombre se extienden por toda la piel y que con una simple caricia en la mejilla puede llegar a excitarse si está predispuesto a ello.

La boca y los labios son puntos de excitación para un hombre,
jersey ralph lauren El punto G masculino
los besos con mayor o menor intensidad o rozar sus labios con la punta de los dedos puede despertar el deseo en cuestión de segundos.

El pecho es altamente sensible a todo tipo de estímulo, al igual que el cuello, la nuca y el lóbulo de la oreja, estos son puntos de excitación en el hombre que a menudo no se toman en cuenta.

Obviamente que las zonas más erógenas de un hombre se encuentran en los genitales, sobre todo en el glande debido a que posee muchas terminales nerviosas y una importante irrigación sanguínea, pero también lo son el ano y el perineo, esta es la zona que abarca desde el ano hasta los testículos.

Esta zona genera muchos tabues ya que a menudo se teme que el hecho de obtener excitación y placer sexual debido al contacto en esas partes del cuerpo, indicaría que se tienen inclinaciones homosexuales.

Nada más lejos de la realidad, se trata de que la piel posee los mismos caracteres erógenos que el resto de la zona genital, sin olvidar que desde la zona anal o perineal se logra la estimulación del punto G masculino lo cual produce un intenso placer y eyaculaciones más potentes.

Para obtener la máxima excitación de un hombre, como de una mujer, lo ideal es un masaje afrodisíaco que estimule todas las zonas erógenas del cuerpo.

Secretos de un masaje afrosisiaco

Recibimos diariamente muchas consultas de hombres y mujeres sobre como aumentar el deseo o la libido propia o de sus parejas.

La mayoría piensa que para despertar la líbido hace falta tomarse una pastilla que milagrosamente y en pocos minutos despierte la pasión dormida.

Puedo asegurar que la solución a la falta de deseo está en nosotros mismos.

Nuestra mente es el mejor afrodisíaco que podemos encontrar, con ella proyectamos nuestros deseos o los inhibimos completamente.

Si la falta de deseo la tenemos nosotros y queremos revertir la situación, hay que usar la mente, pensar positivo y predisponernos para disfrutar de la sexualidad.

Cuando la falta de deseo es de nuestra pareja, usemos la imaginación buscando recursos para incentivar su pasión.

Un masaje afrodisíaco causa sensaciones tan excitantes en quien lo recibe que seguramente van a provocarle un fuerte deseo hacia la persona que le está brindando tanto placer.
jersey ralph lauren El punto G masculino