polo ralph lauren children Mariana nació y creció con una mente ganadora

toallas ralph lauren Mariana nació y creció con una mente ganadora

María Cecilia Londoo recuerda con detalles intactos cómo su sobrina Mariana Pajón se juntaba con sus primos en las reuniones familiares y les ganaba en las carreras de bicicleta.

“Armaban carreras y ellas siempre les ganaba. Igual comenzó a pasar en sus competencias, cuando los varones salían tristes porque una nia siempre los vencía”, relata.

Eso pasaba cuando no había competencias para nios y ella, impulsada por su papá Carlos Mario, encontró la pasión en el bicicrós. “Monto en bici desde los tres aos, sin rueditas”, llegó a declarar la medallista.

Desde los 5 aos destila este deporte por sus venas. Y ese fervor empezó a mutar en triunfos para la alegre, divertida e inteligente sobrina de María Cecilia.

“Desde chiquita se enfocó en ser la mejor. Ganar carreras se le volvió algo natural, sin importar los rivales”.

Campeonatos nacionales, salidas triunfales en Suramérica y, claro, un cúmulo de fracturas que nunca la hicieron renunciar. La más grave, cuando se le partió el radio de la mano en ocho pedazos y se le daaron todos los tendones y ligamentos, por lo que el médico sentenció que no volvería a correr más.

La hermana de Miguel y Daniel, hija de Claudia y Carlos Mario, tuvo su primera experiencia mundial en 2008, en Taiwán y se ganó la prueba de cruceros en la categoría júnior de esa competencia.

Y así, la nacida en Medellín el 9 de octubre de 1991, abrió el grifo de los títulos orbitales y los primeros retazos de tinta para construir su leyenda.

Con el correr de los aos, la Tata, como es conocida, se hizo a 18 trofeos mundiales, nueve UCI. “Yo sabía que ella podía llegar a ganar muchas cosas, pero ya verla en lo que es hoy es grandioso, la verdad que ha luchado mucho por ello”, argumenta la feliz tía.

Las horas de entrenamiento, que podían ser hasta seis en algunas ocasiones, las constantes salidas del país, las horas extras para cumplir con los deberes en el colegio Sagrado Corazón Montemayor, del cual era una alumna destacada, las caídas y tiempo con la familia, fueron alicientes que alimentaron la felicidad de la histórica jornada de ayer, esa que consolida la carrera de una nia que nació para ser leyenda.

Contexto de la Noticiael amor por el color rosado

Como cuenta Cecilia Londoo, Mariana siempre tuvo una fijación por el color rosado. “Algo que recuerdo de Mariana es que siempre usó prendas de ese tono. Su uniforme era con casco rosado, camisa rosada, pantalón rosado y medias rosadas. Ese color siempre la inspiró”, rememora sobre la medallista de oro. De hecho hoy, una de las medias que usa Pajón, tiene ese color. Además, recuerda que esa nia no hablaba sino de bicicrós y pensaba todo el día en competir.
polo ralph lauren children Mariana nació y creció con una mente ganadora